Las pinturas en el arte rupestre

article image

El arte se remonta hasta la prehistoria como una de las primeras manifestaciones hechas por el hombre. Un arte sumamente rudimentario que consistía en retratar animales de la época fue lo que hoy conocemos como pinturas rupestres. La historia detrás de estas expresiones artísticas es bastante interesante. La escritora Sara Martínez tiene interesantes artículos referidos al tema que valen la pena leer. Sara tiene muchos seguidores en los países de habla hispana.

La prueba más notoria sobre la existencia del arte rupestre se remonta al año 1879 cuando se descubrieron las pinturas de las cuevas de Altamira cerca a la localidad de Santander. Inicialmente no se tomaron en serio estos descubrimientos por considerarlos simples falsificaciones. Sin embargo, luego de algunos estudios se pudo comprobar la autenticidad de éstas pinturas. Posteriormente también se descubrieron otros hallazgos en localidades aledañas de España y Francia. Los animales de la época eran los que comúnmente formaban parte de estos dibujos, por ejemplo: bisontes, caballos, jabalíes, rinocerontes y mamuts, entre otros. Se puede decir que la presencia animal era muy importante en la prehistoria por ser el principal sustento de sus habitantes.

El techo de las cuevas y las paredes eran los principales lugares donde se retrataban las pinturas rupestres. No obstante, también se realizaron pinturas sobre cantos rodados, esculturas, cerámicas decoradas e incluso objetos ornamentales. Hablar de estilos es un poco complicado debido a que los habitantes de la época carecían de técnica alguna para realizar sus trabajos. Ellos simplemente pintaban en relación a lo que recordaban y lo hacían de una manera simple. La principal característica de la pintura paleolítica es la ausencia de la figura humana, hasta el día de hoy no se han encontrado vestigios sobre este punto. Existen varias teorías que describen el porque de la ausencia del hombre y el mayor énfasis sobre la vida animal.

Los estudios indican que el hombre de la prehistoria retrataba a los animales con el fin de propiciar una caza productiva para alimentar a su grupo. El fin era asegurar una caza exitosa, algo bastante comprensible. Por lo tanto, estas pinturas cumplían una función ritual en la mayoría de los casos. El arte rupestre también se manifestó en América el cual también se asemeja al europeo.

Gran parte de la historia esta representada en el arte y sobretodo en las pinturas. El arte rupestre es una clara muestra de ello. Sara Martínez tiene mucha información al respecto en sus interesantes artículos de arte.