De Festivales Y Platos Típicos En Andorra

article image

Para muchos Andorra es sinónimo de nieve y esquí. Para otros, un punto distinto para tocar durante unas vacaciones europeas. Y para otros, más un lugar del que poco saben. Y que nunca se les ocurriría visitar.

Pero el encanto de Andorra va mucho más allá de sus pistas de esquí. O de su condición de estado mínimo, enclavado en el corazón de los Pirineos. Festivales internacionales, paisajes de enorme belleza natural y todo tipo de actividades culturales son sólo un pequeño ejemplo de lo que Andorra tiene para ofrecer. Y pese a su indiscutible prestigio como centro de esquí, es posible encontrar alojamientos y hoteles baratos en Andorra.

El evento cultural más importante del país es el festival Colors de Musica, que se lleva a cabo cada mes de julio en la parroquia de Escaldes-Engordany, una de las siete en que se divide el principado. Antiguamente dedicado al jazz, el festival congrega hoy a músicos de todos los géneros populares. BB King y Miles Davis han sido sólo algunos de los que participaron. Durante este festival, que atrae visitantes de todas las latitudes, la oferta de alojamiento se multiplica y es posible más que nunca encontrar hoteles baratos en Andorra.

Pero Andorra ofrece además una nutrida cartelera teatral y de danza, y otro importante festival, esta vez de música clásica, en honor al gran guitarrista Narciso Yepes. El festival internacional Narciso Yepes se celebra cada año en la parroquia de Ordino. Pero quienes se hayan dejado fascinar por los encantos y los numerosos hoteles baratos en Andorra la Vella, la capital, no tienen de qué preocuparse: las distancias hasta Ordino, como todas en el principado, son muy pequeñas y se recorren con rapidez.

Mención aparte merece la gastronomía del país, de influencias francesas y españolas y personalidad propia. Las setas, los embutidos, la carne de caza y la famosa trucha a la andorrana conquistan a quienes los prueban. Pero además, el principado ofrece una nutrida agenda de festivales y eventos gastronómicos. Entre ellos, se destaca el Día de la Escudella (u Olla de Campesino), celebrado en plazas e iglesias en honor a San Antoni, cada 17 de enero.

La oferta gastronómica es tan variada que resulta una buena idea alojarse en hoteles baratos en Andorra, de los que sólo ofrecen desayuno. Para poder así perderse en los múltiples restaurantes que pueblan este pequeño principado de encanto.