Boxeo, Escalada Y Teatros Acuáticos: Los Cruceros Reinventan Su Oferta De Ocio

article image

Imagina, acabas la jornada de reuniones, y a apenas unos metros del auditorio o sala ya tienes a todos los asistentes trasladados al local donde tendrá lugar la cena-espectáculo, quizá un show acuático a cargo del Cirque du Soleil en un auditorio acuático como el Aqua Theatre del Oasis of the Seas. De allí a la discoteca o a tomar una copa en el vecino Rising Tide bar, donde el suelo está en movimiento, subiendo y bajando lentamente en tres cubiertas. Las habitaciones también a pocos metros, y a la mañana siguiente, ya tienes a todos tus clientes en el puerto de Roma o Niza, listos para una jornada turística.

Esa comodidad logística es una de las grandes ventajas de organizar un meeting-crucero, ya que disponemos en el mismo sitio de salas, actividades lúdicas y encima nos traslada al destino. Otra ventaja es que ningún asistente se te "despistará". Si te animas a organizar uno, no olvides consultar nuestro artículo, en el que te explicamos todos los puntos a tener en cuenta.

Un sector que capea la crisis

El de los cruceros es un sector en el que la crisis no hizo mella. Según datos del Puerto de Barcelona, el número de cruceristas en 2009 aumentó el 4%. Este año, a nivel mundial se llegará a los 14.4 millones de pasajeros, según el presidente de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, Richard Sasso. Y el futuro pinta aún más prometedor: según Medcruise, a partir de 2011 el número de cruceristas en el Mediterráneo se incrementará un 12%. Para captar a todo ese público creciente, las navieras botan cada vez más barcos y se estrujan el cerebro para ofrecer actividades de ocio originales que marquen la diferencia.

Eventos de entre uno y tres días por el Mediterráneo

El sector eventos no podía escapar de sus planes, y muchas navieras ya ofrecen paquetes de entre uno y tres días para poder hacer mini cruceros por el Mediterráneo para celebrar incentivos o convenciones. Así, los cruise feries que cubren cada día diversas rutas que unen Barcelona o Valencia con diversas ciudades mediterráneas, disponen de organización de eventos e incentivos. Por ejemplo, Grimaldi Lines propone un mini-crucero entre Barcelona y Roma en el que la naviera pone a disposición de las empresas una sala de conferencias para 300 personas, maxi pantalla, soporte audiovisual y posibilidad de traducción simultánea, más de 400 camarotes, personalización de espacios de la nave con logos, displays y cartelería, y cómo no, cocktails de bienvenida, selección de menús, animación durante la travesía y excursiones personalizadas. Tras las jornadas de trabajo, nuestros clientes podrán relajarse en las salas de masajes, jacuzzis y gimnasio, piano-bar, casino o discoteca.

Combates de kárate, cursos de catas…¡y futbol!

Si estás pensando en organizar un meeting-crucero desde España, también te interesa saber que nueve barcos nuevos visitarán la ciudad por primera vez. Royal Caribbean desplegará cuatro nuevos barcos con puerto base en España. Desde Barcelona partirán el Liberty of the Seas y el Brilliance of the Seas. El primero ofrece originales propuestas de ocio, como un ring de boxeo y otro de kárate en los que se programan combates, y una piscina con olas donde practicar surf o iniciarse en esta disciplina.

En Málaga podrás embarcar en el Adventure of the Seas, en el que podrás patinar sobre hielo en una pista, escalar en el rocódromo o jugar al minigolf. Éste permite trasladar a los clientes desde Madrid, ya que a través de un acuerdo con RENFE, la estación de Atocha se convertirá en un "puerto en tierra", desde el que los asistentes serán trasladados en AVE a Málaga y de allí al puerto.

Por su parte, si quieres que en tu congreso se combine trabajo con actividades interesantes, MSC cruceros ofrece cursos para iniciarse en la alta gastronomía, catas de vinos y talleres especializados de cocina. Otros están siempre al tanto de los deseos del cliente: la naviera NCL transmitirá en directo los partidos del Mundial de Fútbol de Sudáfrica en todos sus cruceros europeos.